Presentamos una nueva línea de detectores de movimiento. Con un diseño impoluto y una gran diversidad de opciones de instalación, se funden fácilmente con los interiores más lujosos.

pir-1

Los hemos diseñado con la colaboración del famoso diseñador Jan Tuček. ¿El resultado? Un detector completamente funcional con un aspecto minimalista que fusiona una operación fiable con un diseño atemporal.

La nueva línea de detectores de infrarrojos pasivos es también excepcional por su amplia gama de opciones de instalación. Aparte de la clásica colocación en una esquina de la habitación, también es posible instalar el detector en la superficie de la pared gracias a un soporte con un marco agradable a la vista que permita que el detector quede parcialmente insertado en la pared. De este modo, el detector se armoniza con el interior. Esta línea de productos también incluye un soporte articulado que se puede colocar en el techo o en la pared en los casos en que el detector necesite algunos grados de rotación. Todos los tipos de instalación se realizan con mampostería o con cartón yeso, y, por supuesto, podrás elegir entre las variantes de bus e inalámbricas.

Las lentes y el marco para el soporte de pared están disponibles en blanco y en gris. La versión de las lentes grises goza de más resistencia ante la luz blanca y, por ello, hay menos probabilidades de que se produzca una falsa alarma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar